Acción Católica General

Málaga

Nuestra Señora de la Merced

Facebook
WhatsApp
Twitter
Pinterest

Nuestra Señora de la Merced

Cuenta la tradición que la Virgen se apareció simultáneamente al rey Jaime I de Aragón, a San Raimundo de Peñafort y a San Pedro Nolasco, encargándoles la liberación de los cristianos que estaban en poder de los musulmanes. Es el comienzo de la Orden de los Mercedarios, fundada en un principio para la redención de cautivos. La devoción a la Virgen Santísima bajo esta advocación está muy extendida por toda la Iglesia, especialmente desde el siglo XVII.

Otros santos del día:

En Milán, en la Galia Transpadana, margen izquierda del Po, en la Lombardía, en Italia, san Anatolio, considerado primer obispo de esta ciudad († s. II).

En Seaulieu, en la región de Autún, en la Galia, en Francia, santos Andoquio, Tirso y Félix, mártires.

En Auvernia, en Aquitania, hoy en Francia, san Rústico, obispo, que, siendo presbítero en la misma ciudad, asumió el obispado con gran aplauso del pueblo († s. V).

En Lyon, en la Galia, también hoy en Francia, san Lupo, obispo, que antes había vivido como anacoreta († después del año 528).

En Marsella, en la Provenza, hoy en Francia, san Isarno, abad, renovador de la vida regular en el monasterio de San Víctor, siendo austero consigo y comprensivo y pacífico con los demás († 1043).

En Panonia, hoy en Hungría, san Gerardo Sagredo, obispo de la sede de Morisena (hoy Csanad) y mártir, que fue preceptor de san Emerico, príncipe adolescente hijo del rey san Esteban, y en una sedición de húngaros paganos murió apedreado cerca del río Danubio († 1046).

En Gerona, en Cataluña, región de España, beato Dalmacio Moner, presbítero de la Orden de Predicadores, conocido por su amor a la soledad y al silencio († 1341).

En York, en Inglaterra, beatos mártires Guillermo Spenser, presbítero, y Roberto Hardesty, condenados a la pena capital y ahorcados, reinando Isabel I, el primero, por ser sacerdote, y el segundo, por haberle dado hospitalidad († 1589).

En Nagasaki, ciudad del Japón, pasión de san Antonio González, presbítero de la Orden de Predicadores y mártir, que, enviado a la nación nipona con otros cinco compañeros, fue encarcelado poco después y martirizado con el tormento del agua, hasta que, enfebrecido, precedió en la muerte a los demás, imperando Tokugawa Yemitsu († 1637).

En San Severino, en Las Marcas, región de Italia, san Pacífico de San Severino, presbítero de la Orden de los Hermanos Menores, preclaro por sus penitencias, amor a la soledad y oración ante el Santísimo Sacramento († 1721).

En Maribor, en Eslovenia, beato Antonio Martín Slomsek, obispo, que tuvo gran dedicación al cultivo de la vida cristiana de las familias y de la institución del clero y a la defensa de la unidad de la Iglesia († 1862).

En Roma, beata Columba (Juana Matilde) Gabriel, abadesa del monasterio de Lviv, en Ucrania, que, injustamente calumniada, viajó a Roma, donde, viviendo pobre y alegre, fundó la Congregación de Hermanas Benedictinas de la Caridad, además de la obra social llamada Casa de la Familia, para jóvenes operarias pobres o alejadas de su familia († 1926).

En Abalat de la Ribera, en la provincia de Valencia, en España, beato José Raimundo Pascual Ferrer Botella, presbítero y mártir de la fe en días de persecución religiosa durante la contienda española († 1936).

En Rotglà y Corbera, también en Valencia, beato José María Ferrándiz Hernández, presbítero y mártir, que coronó el combate de la fe en la misma persecución religiosa († 1936).

En Ollería, de nuevo en Valencia, beata Encarnación Gil Valls, virgen y mártir, que, portando la lámpara encendida, caminó vencedora hacia Cristo Esposo († 1936).

En Alcira, en la misma provincia española, beato José Raimundo Ferragud Girbés, padre de familia y mártir, víctima por Cristo en la persecución contra la fe cristiana († 1936).

En Barcelona, también en España, beato Alfonso del Sagrado Corazón de María Arimány Ferrer, presbítero de la Orden de los Carmelitas Descalzos y mártir, que, durante la persecución contra la Iglesia, fue asesinado por odio al sacerdocio († 1936).

En Málaga, también en España, beatos Manuel Gómez Contioso, presbítero, Esteban García García y Rafael Rodríguez Mesa, religiosos de la Sociedad Salesiana y mártires, que, durante la misma persecución, fueron asesinados por odio a la fe cristiana († 1936).

En Cuenca, también en España, beatos Melchor del Espíritu Santo Rodríguez Villastrigo, presbítero de la Orden de la Santísima Trinidad, y compañeros mártires, que consumieron valerosamente el combate por Cristo († 1936).

(Del Martirologio Romano)

Anteriores

Conversión de san Pablo

Conversión de san Pablo

Viajando hacia Damasco, cuando aún maquinaba amenazas de muerte contra los discípulos del Señor, el mismo Jesús glorioso se le reveló en

San Francisco de Sales

San Francisco de Sales

San Francisco nació en el castillo de Sales, en Saboya, en 1567. Fue obispo de Ginebra y doctor de la Iglesia. Verdadero

San Ildefonso de Toledo

San Ildefonso de Toledo

San Ildefonso nació en la ciudad de Toledo, en una familia noble visigoda, en el año 607. Fue monje y rector de

San Vicente

San Vicente

El diácono Vicente había nacido en Huesca y fue diácono de Zaragoza con el obispo san Valero. Durante la persecución bajo el